5 abr. 2009

Ahora en Facebook: A Chile robo enloquece. Parte I

Ahora en Facebook: A Chile robo enloquece. Parte I

Chile emprende una nueva aventura en sus intenciones de conquista cultural del Perú
Rateros chilenos en acción durante la guerra, Lima. Etna Velarde.


No bien salió en Facebook un grupito fundado por chilenos, que tiraron un anzuelo para atraer a jóvenes peruanos incautos y serviles, inmediatamente El Comercio, diario fundado por chilenos y que defiende intereses chilenos, salió a promocionar este grupo, para ayudar a los chilenos a captar más ingenuos peruanos. Analicemos los antecedentes y lo que se proponen.


Antes de la guerra de rapiña de Chile contra el Perú, los chilenos se preocuparon en instalar una red de espionaje, que fue sostenida por los ingleses (ver Guerra Perú-Chile 1879. 20 Chile, espionaje y propaganda antiperuana), cuya misión era obtener información que ayude al despojo que se avecinaba. La propia embajada chilena realizó espionaje, particularmente espionaje económico, para saber de qué debían despojar a los peruanos (ver: La diplomacia ladrona de Chile), donde inclusive las familias más pudientes cayeron en la trampa, pensando ingenuamente en la amistad chilena antes de la guerra, la cual se convirtió en saqueo durante la guerra, del cual fueron víctimas precisamente con la información que ellos mismos habían proporcionado al hampón embajador; así invadieron con pie seguro causando más saqueo y destrucción.

Años después de terminada la guerra, Chile comenzó una estrategia ya no sólo de implantar espías chilenos. Buscaron sirvientes y traidores peruanos que les den información para sus delincuenciales fines. Esta batalla se les hizo algo difícil, pero la cumbre para ellos llegó con el primer gobierno aprista, con el cual firmaron la vergonzosa acta para falsificar la historia de la guerra de rapiña y esconder la verdad, acto al cual se prestó el traidor Allan Wagner (ver Chile pidió cambiar textos de la Guerra del Pacífico, ¡Infamia contra escolares al descubierto! y ¡Lavado cerebral a escolares promovido por Ministerio de Educación!), quien servilmente firmó el acta, pese a que los chilenos mantienen en las escuelas una historia a su favor, donde hasta ahora mienten diciendo que el Perú y Bolivia planeaban atacar a Chile y que por eso ellos se defendieron.

Se prestan a callar ante este atropello a nuestra historia los historiadores de la Universidad Católica como Margarita Guerra, Joseph Dager, Nelson Manrique o Cecilia Israel, sirvientes completos de Chile, hecho que también fue percibido por el desaparecido embajador y patriota Alfonso Benavides Correa (ver Crisis de la profesión de Historia y Perú-Chile: ¿revisión de la historia?).

La historia de reclutamiento de prochilenos en el Perú continuó con la penetración en la izquierda incapaz ahora de hablar contra Chile (ver Chilenos han silenciado a la “izquierda caviar”), porque se convirtieron en sirvientes chilenos, incluyendo a los violentos como Sendero Luminoso y el MRTA. Para eso quieren una camarilla de amigos, para que calle ante todos los actos que pueda perpetrar Chile contra el Perú.

Algo más fresco es la penetración en la Iglesia Católica, para lo cual les abrió la puerta el cardenal Juan Luis Cipriani (ver Una visita indeseable: Errázuriz, traficante de la fe). También hay sirvientes en nuestras Fuerzas Armadas (ver: García y Wagner humillan a la Marina de Guerra y Burla al Perú: chilenos tomaron el puerto de Paita), para eso gastamos los peruanos en viajecitos y reuniones de peruanos con el enemigo. En cuanto a nuestra cancillería, también está infestada de sirvientes y traidores prochilenos (ingresar, por ejemplo, las palabras Novak o Wagner en nuestro buscador).

Por todo lo anterior, para los chilenos es vital e importante contar con el colaboracionismo de sirvientes y traidores peruanos que actúan mediante grupos que dicen promover “la paz”, “la amistad”, “la cultura”, etc., entre el Perú y Chile. Los chilenos están seguros que estos sirvientes y traidores, algunos bien pagados, se prestarán al colaboracionismo a favor de Chile o por lo menos guardarán cómplice silencio. Otros se prestarán al divisionismo en lugar de la unidad, como vimos sucedió tras la publicación del Grupo Jorge Basadre de un pronunciamiento por el TLC con Chile (ver La Inversión Chilena en el Perú), donde, lejos de procurar la unidad, salieron los amigos izquierdistas de Chile, como movidos por los agentes chilenos desde Lima y Santiago, a crear cada uno su grupo, sembrar la división y emitir pronunciamientos donde vuelven a proclamar la “paz y amistad” (léase reclutamiento de sirvientes peruanos) con los chilenos. Por eso ahora están desesperados en ampliar sus redes a la internet.

La penetración chilena en forma creciente se acentuó en la década pasada durante el corrupto gobierno de Alberto Fujimori, hoy sometido a juicio por la justicia peruana: un paulatino y creciente ingreso de inversiones chilenas al Perú, que responde a varios propósitos: a) encontrar una salida o campo de acción favorable para los capitales chilenos, originados en patrimonio mal habido (usufructo de los territorios que Chile usurpa a Bolivia y el Perú); b) llegar a tener injerencia política, ideológica y económica en el Perú1; c) instalar un caballo de Troya que permita la intervención en el Perú de la delincuencial fuerza armada chilena, “en defensa de los intereses de Chile y de sus empresarios”; d) proporcionar al estado chileno presencia física en el Perú mediante la compra de terrenos urbanos y agrícolas2; e) ahuyentar a inversionistas de países avanzados, que al ver la presencia de capitales de un país delincuente como Chile optan por marcharse a otro lugar no tan contaminado por los corruptos chilenos.

Cuando en 1879-1883 Chile atacó a Bolivia y Perú les robó los territorios de Antofagasta, Tarapacá y Arica; pero sus objetivos y ambiciones iban más allá. A partir del mencionado robo territorial se puso el objetivo de llegar a dominar la economía de los vecinos invadidos y convertirlos en colonias, siempre con la perspectiva de robar más territorios3.

Tontos útiles


Y en momentos en que los peruanos enfrentamos esta realidad, los chilenos hacen todo lo posible para ganar a su favor a sectores desorientados de la opinión pública peruana, para que sean indiferentes ante la colonización que realiza Chile o, si es posible, para que la apoyen. Estando así las cosas, podemos ver que en Facebook4 ha aparecido una red5 con el nombre “Peruanos y Chilenos cansados de esa rivalidad estúpida”, que presuntamente agrupa a peruanos y chilenos guiados por una idea expresada en “Que sirva como un pequeño rincón para encontrar chilenos y peruanos que ya estén cansados de tantas disputas y quieran vivir tranquilos como países [sic] hermanos que son”.

Para dar cierto aire de realidad utilizan el nombre inventado de un peruano (“Diego Fernández_Maldonado Delfino”), que aparece a cargo de la “COORDINACIÓN PERÚ”. Ponemos inventado porque resulta muy difícil que haya gente tan ignorante o servil.
___________________

1 Leer Naufragio del TLC con Chile y sanación moral del Perú.

2 Muchas propiedades que en el Perú adquieren ciudadanos o empresas chilenas pertenecen en realidad al estado chileno, que usa a su gente como testaferros.

3 El Perú se ha visto obligado a ir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya precisamente por nuevas usurpaciones de nuestra soberanía, originadas en el desconocimiento por parte de Chile del punto Concordia, establecido en el tratado de 1929 en la orilla del mar.

4 Espacio de internet que permite la formación de redes o cadenas para que puedan expresarse personas interesadas en diversos temas.

5 Ubicada en http://www.facebook.com/group.php?gid=68024215107

Para ver la Parte II, leer: Ahora en Facebook: A Chile robo enloquece. Parte II

Fuente:
http://connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=5691&Itemid=49

No hay comentarios:

Publicar un comentario