8 ago. 2010

Kiteni, foco de las protestas contra la exportación de gas en Perú, levanta el paro

Kiteni, foco de las protestas contra la exportación de gas en Perú, levanta el paro.

Lima, 6 ago (EFE).- El Gobierno peruano anunció hoy un diálogo con los promotores de un paro contra la exportación de gas que cumple ya once días en la región de Cuzco, después de que la localidad de Kiteni, foco de las protestas, levantara su medida de fuerza.

Sin embargo, no todos los comités de protesta se han sumado al diálogo, y el primer ministro peruano, Javier Velásquez Quesquén, quien hizo hoy el anuncio, especificó que espera ahora "que se sume Quillabamba (la capital de la provincia de La Convención)" a la tregua comunicada por fax por las autoridades de Kiteni y la vecina Kepiashato.

Velásquez hizo este anuncio en una rueda de prensa en Lima en la que participaron el presidente de la Conferencia Episcopal, Miguel Cabrejos, y la Defensora del Pueblo, Beatriz Merino, además de algunos ministros.

La exportación del gas natural peruano, que ya comenzó con envíos a México y España, es objeto de una fuerte oposición dentro del país.

En la provincia de La Convención, en la región suroriental de Cuzco, se cumplen hoy once días de un paro contra la exportación del gas del yacimiento de Camisea, el más importante del país.

Las provincias del sur y sectores de izquierda, especialmente, protestan porque el gas no llega a las mismas provincias donde se produce y porque su venta en Perú es más costosa para el consumidor que en el caso del gas exportado.

"El diálogo se realizará el 9 de agosto en Kiteni", señaló el primer ministro e hizo votos para que las gestiones de Cabrejos hagan posible que todo Quillabamba se pliegue al levantamiento de la protesta.

Kiteni, Kepiashato y Quillabamba se encuentran en la provincia de La Convención.

Cabrejos viajará mañana a La Convención para propiciar el diálogo entre el Gobierno y las organizaciones que respaldan las protestas, y para llevar ayuda humanitaria a la zona debido a que existe escasez de alimentos.

Asimismo la Defensoría del Pueblo se encargará de elaborar una agenda y un cronograma de trabajo de cara a ese diálogo, para acabar con unas protestas que se han saldado ya con 18 heridos de perdigones y bala, aunque el Gobierno aseguró que la policía no usó armas de fuego para reprimir las protestas.

"No hay ningún ciudadano de La Convención que, por protestar, se le haya reprimido", dijo Velásquez, quien ratificó que se mantiene el estado de emergencia en el distrito de Echarate, en La Convención, donde la semana pasada los manifestantes atacaron instalaciones gasísticas.

"Las garantías se mantendrán para preservar los servicios públicos", dijo el primer ministro al admitir que algunos de los motivos de la protesta son justos.

"Desde el Gobierno no miramos con ninguna indiferencia esta problemática (del gas en La Convención), creemos que hay un ámbito de la protesta que es justa como el precio (local) del balón de gas, pero eso no tiene que ver con decisión del Gobierno sino con un problema de transporte", enfatizó el primer ministro.

Por ello, Velásquez Quesquén también anunció que el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, acordó con la empresa distribuidora de gas Repsol rebajar en la región de Cuzco el precio del GLP (gas licuado del petróleo) que utilizan las amas de casa para equipararlo al que se paga en Lima.

El primer ministro también aseguró que con el próximo proyecto de construcción del gasoducto surandino se llevará gas a Quillabamba, tras insistir que Perú exporta gas natural y no GLP.

Fuente:

http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5gfH3HhjfVDXK7yrFN_E8LZwdxy3g

No hay comentarios:

Publicar un comentario