3 mar. 2010

El monitor Huáscar sufrió ligero desplazamiento durante el tsunami

El monitor Huáscar sufrió ligero desplazamiento durante el tsunami

TALCAHUANO. “Ahí está el Huáscar, entero”, dice señalando Johnny Silva, con el olor de pescado descompuesto aún en la piel. Desde horas después del terremoto de la madrugada del sábado, todas las ciudades costeñas de las regiones del Maule y Bío Bío no pueden sacar ese hedor que dejaron las tres grandes oleadas del tsunami sobre los restos de las casas destruidas, de los animales que deambulan ni de sus mismos pobladores. Johnny, pescador de la localidad costeña de Talcahuano, a 10 kilómetros de Concepción, observa con permanente incredulidad el panorama desolador del muelle de su ciudad. No sabe cómo dos buques para pesca industrial llegaron hasta un servicentro de la avenida principal. Y tampoco se explica cómo el monitor Huáscar, de cerca de 150 años de antigüedad, solo se movió unos metros con toda esa fuerza del mar.

El acceso a la base naval de Talcahuano, donde se encuentra la embarcación el histórico monitor, está restringido luego de que el maremoto también se llevará gran parte de su infraestructura. Para poder verlo en su real magnitud hay que desplazarse al otro lado de la costa, en una zona donde gigantes contenedores fueron levantados por el mar e impactaron sobre las casas.

Fuentes de la Gobernación Marítima de Talcahuano revelaron que en el tsunami se desataron cinco de las seis amarras que sujetaban a la histórica nave al fondo del mar. “Solo ha girado 90 grados de la posición en la que se encontraba, sin ningún daño mayor. El lado donde anclaba el Huáscar no era muy profundo”, agregaron. Johnny cuenta que llegó a ver cuando el mar se retiró tanto que esta embarcación reposaba sobre arena y piedras. “Algunos buques de la Armada Chilena fueron arrastrados mar adentro”, refiere como comparación.

PUEBLO BAJO EL MAR
Además del olor del mar, en Talcahuano también se tiene que soportar un hedor de harina fermentada. Luego de cuatro días del terremoto, la desesperación de las personas que perdieron todo en esta ciudad dedicada a la pesca hizo que muchos ingresaran a las tiendas a recoger alimentos, aunque también hubo algunos que aprovecharon para llevarse desde ropa hasta televisores.

“La mayoría de nosotros iba a comenzar la temporada de pesca de sardina este lunes”, dice desconsolado Johnny. “En las caletas de Dichato y San Vicente las ciudades han desaparecido”, añade Abraham Neira, poblador del sector Santa Clara, mientras retira kilos de barro de sus muebles y paredes.

En este sector, como en la mayoría de la costa del Bío Bío, hay resentimiento porque la ayuda no llega. “¿Cómo es posible que llegue primero la prensa antes que nuestras autoridades?”, dice Roberto Tamayo. “Cuando el alcalde (de Talcahuano) Gastón Saavedra quiso votos, visitó cada casa. Ahora dice que ha visitado toda la zona. Miente”, sentencia Roberto. Además, ellos sienten que muchas muertes pudieron evitarse. “Los vecinos regresaron a sus casas porque la presidenta Bachelet dijo que no había riesgo de tsunami”, agrega con rabia. Ahora han escuchado que la mandataria ha pedido un poco de paciencia, ya que ayer han salido de la capital 250 toneladas de alimentos. Roberto, sin casa y sin esperanzas, le quiere creer.

SEPA MÁS
Hasta el cierre de esta edición se contabilizaron 795 muertos. Los últimos fueron hallados en la región del Maule.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, informó que 14 mil militares resguardan el orden en las regiones del Maule y Bío Bío.

La Gobernación Marítima de Talcahuano reportó que 300 infantes de la Marina de Valparaíso habían llegado para reforzar la vigilancia.

La Municipalidad de Talcahuano empezó a distribuir agua desde el mediodía de ayer y a inscribir a los damnificados para repartir alimentos.

Casi el 80% de los habitantes de Talcahuano es damnificado. El puerto está destruido.

Fuente:

http://elcomercio.pe/impresa/notas/monitor-huascar-sufrio-ligero-desplazamiento-durante-tsunami/20100303/422211

No hay comentarios:

Publicar un comentario