11 mar. 2010

Renuncia jefa de Emergencias de Chile

Renuncia jefa de Emergencias de Chile

Carmen Fernández fue criticada por su gestión del desastre ocasionado por el terremoto y el tsunami posterior.

Renuncia jefa de Emergencias de Chile

"Un hombre mira las tumbas destruidas en un cementerio de Penco"

La directora de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Chile, Carmen Fernández, renunció este miércoles a su cargo debido a las críticas que recibió por su gestión tras el terremoto que sacudió al país el 27 de febrero pasado.

La funcionaria dijo que dimitía para que la Onemi, que se encarga de coordinar los esfuerzos durante desastres naturales, pueda recuperar su credibilidad.

"La renuncia de la funcionaria ocurrió en medio de un enfrentamiento entre la Oficina de Emergencias y la Armada chilena, por una alerta de tsunami que no se emitió y que, según los expertos, podría haber salvado muchas vidas en las zonas costeras", informó la enviada especial de BBC Mundo a Chile, Valeria Perasso.

La corresponsal agregó que Fernández había culpado a la armada chilena por entregarle información errónea sobre dónde estaba situado el epicentro del terremoto.

"Si se hubiera especificado que estaba en el Océano Pacífico, hubiera sido necesario dar la alarma a las poblaciones costeras del centro y el sur por posibles olas gigantes. Esto no ocurrió, y Fernández reconoció que la Onemi había estado 'ciega y muda' en las primeras horas que siguieron al sismo", indicó Perasso.

Las reacciones ante la renuncia de la cabeza de la Onemi fueron variadas, según la enviada de BBC Mundo.

Mientras algunos habían pedido públicamente su salida hace días, otros consideraron que la renuncia, un día antes del recambio presidencial, desatiende el pedido del nuevo mandatario, Sebastián Piñera, de que los funcionarios que se ocupan de la atención al desastre continúen en sus cargos para facilitar la transición.

Víctimas del tsunami

La funcionaria es la segunda figura clave en dejar su puesto tras la catástrofe que generó el sismo de 8,8 grados en la escala de Ritcher el pasado 27 de febrero.

El viernes de la semana pasada, Mariano Rojas Bustos, jefe del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) -la oficina de la armada encargada de alertar de maremotos- fue destituido por problemas de coordinación con la Onemi.

Rojas Bustos admitió que su departamento cometió errores en los minutos y horas cruciales después del terremoto.

A medida que pasaban los días, quedó en evidencia que muchos de los que murieron en Chile fueron víctimas de las olas gigantes que barrieron las costas y no del terremoto.

La armada admitió que pudo haber tenido alguna responsabilidad en esas muertes.

"La controversia ha dejado un sabor amargo en la boca de muchos chilenos. Es también un hecho que ensombrece al gobierno de la presidenta Michelle Bachelet en sus dos últimas semanas en el poder", observa el periodista de la BBC en Santiago Gideon Long.

Bachelet traspasará su cargo este jueves al presidente electo Sebastián Piñera.

Fuente:

http://noticias.latam.msn.com/pe/internacional/articulo_bbc.aspx?cp-documentid=23618262

No hay comentarios:

Publicar un comentario