28 dic. 2009

Este año las empresas peruanas se fueron de compras

Este año las empresas peruanas se fueron de compras

El 2009 se caracterizó por adquisiciones y fusiones. La más importante: el grupo Brescia compró la más grande cementera chilena.

Por Azucena León

La mañana del primero de setiembre una noticia recorrió como reguero de pólvora todas las redacciones de economía de los diarios locales: el grupo Brescia acababa de adquirir la cementera más grande de Chile (Lafarge) en una transacción que superaba los US$550 millones. La operación no solo representaba la más grande incursión peruana registrada en el exterior, sino que, además, confirmaba lo que muchos proyectaron que caracterizaría al mercado de fusiones y adquisiciones para el 2009: la internacionalización de los grupos peruanos a través de la compra de empresas en la región.

No se equivocaron. El derrotero trazado (en el 2008) por los grupos Romero y Brescia fue seguido este año por el grupo Hochschild (que incursionó en México), Montana (Chile y Ecuador) y Ferreyros, por citar algunos ejemplos. Este último anunció hace pocos días la compra de la empresa de maquinaria Gentrac Corporation, con presencia en Guatemala y El Salvador. “Este es un paso natural para los grupos que están consolidados en el Perú y que buscan incursionar en otros mercados (sin empezar de cero). Además, la crisis (como sucedió con los Brescia) jugó a su favor, pues generó muchas más oportunidades”, dijo Guillermo Ferrero, socio de Ferrero Abogados.

MAYOR CAUTELA
Pero ello no significó que el mercado de fusiones y adquisiciones, también conocido como M&A (por sus siglas en inglés), fuera ajeno a los efectos de la crisis financiera global. Según Liliana Espinosa, socia del Estudio Echecopar, durante el primer semestre del 2009 (y contrariamente a lo que sucedió el 2008) prácticamente no se registraron transacciones, pues los inversionistas se mostraron extremadamente cautos. “Las operaciones recién empezaron a reactivarse (y con fuerza) a partir del segundo semestre, y en aquellos casos en los que sí se llegaron a concretar (operaciones) se registró un cambio importante. Los compradores que hasta el año pasado tenían la consigna de crecer y comprar, sin importar tanto qué ni cómo, empezaron a ser más exigentes y meticulosos en la elaboración de contratos y los “due dilligence” (auditorías) para protegerse frente a cualquier cambio de precio o coyuntura adversa”, refirió. Versión que confirmó César Arbe, socio de Forsyth & Arbe. “Muchos proyectos de adquisiciones y fusiones de empresas se detuvieron y a partir del segundo trimestre se retomó el interés con mayor cautela, pero el balance general igual será positivo”, dijo.

“MEDIUM SIZE”
Si bien es cierto que, en términos de volúmenes, la cantidad de operaciones estuvo para muchos de los especialistas consultados por Día_1 un 20% por debajo de lo registrado el 2008, Mauricio Olaya, socio principal del estudio Muñiz, precisó que estas transacciones se dieron “exclusivamente por el apetito de los compradores”. Ello, a diferencia de lo ocurrido en otros mercados, donde las operaciones de M&A se concretaron para evitar quiebras o reestructurar pasivos. “En el Perú nada se remató por la solidez que, aún en crisis, mostraba el mercado peruano”, dijo Olaya.

Según el abogado, otro elemento que caracterizó al mercado este año fueron las operaciones “medium size”, cuyos montos fluctuaron entre los US$10 millones y los US$100 millones. “Salvo una que otra transacción que superó este monto, como la de Petrotech y la que concretaron los Brescia (que se realizaron en el exterior), las transacciones alcanzaron montos muy similares a los del año pasado”, comentó .

MÁS SECTORES
Otra característica importante que no pasó desapercibida fue la consolidación de una tendencia que asomó el año pasado: la diversificación de las inversiones. “Durante muchos años la minería y la pesca fueron los grandes protagonistas de las M&A. Sin embargo, eso cambió. Este año las compras y fusiones se dieron en prácticamente todos los sectores de la economía, en especial, en aquellos vinculados a agroindustria, consumo y servicios”, señaló Ferrero.

De hecho, hubo compras representativas como el 40% de acciones de Mitsui Maquinarias por parte de Komatsu (líder mundial en la fabricación de maquinaria pesada) y la venta de Edyficar al BCP por más de US$90 millones, así como la compra de San Jacinto por parte del grupo Gloria (mediante un intercambio de acciones de Farpasa) y la venta de acciones que el grupo Falcón poseía en Corporación de Industrias Plásticas. Todas ellas son una muestra de esa diversificación.

El año está por terminar pero algunos especialistas insisten en que el 2009 aún podría darnos algunas sorpresas. Sin duda, el repunte de estas operaciones es un signo claro de que la recuperación se viene dando en forma sostenida y de que el 2010 pinta como un año prometedor.

Fuente:

http://elcomercio.pe/noticia/386979/este-ano-empresas-peruanas-se-fueron-compras

No hay comentarios:

Publicar un comentario