11 dic. 2009

Visita de Lula a Lima refuerza alianza estratégica entre Brasil y Perú

Visita de Lula a Lima refuerza alianza estratégica entre Brasil y Perú

El presidente peruano, Alan García, y su homólogo del Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, acordaron este viernes en Lima impulsar una alianza energética y crear una zona de integración fronteriza, en el marco de una visita oficial de un día.

García recibió a su par de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en Palacio de Gobierno, donde el mandatario brasileño pasó revista a un destacamento militar que le rindió honores a su investidura.

Los mandatarios sostuvieron un diálogo privado acompañados de sus respectivos cancilleres, José García Belaunde y Celso Amorim, y luego recibieron a una delegación de 80 empresarios brasileños y peruanos del Consejo Empresarial binacional.

Entre los empresarios brasileños se encuentra el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, que proyecta invertir en Perú entre 2009 y 2013 unos 1.000 millones de dólares para exploración y explotación de petróleo y gas.

Los acuerdos a que arribaron los gobernantes buscan promover el comercio y el turismo, además de acuerdos de conexión física y transporte fluvial por ríos amazónicos.

Uno de los acuerdos tiene que ver con la creación de una zona de integración fronteriza en la Amazonía entre los estados brasileños de Acre y Rondonia y las áreas peruanas de Madre de Dios, Puno y Cusco.

Todos esos acuerdos apuntan a reforzar la alianza estratégica que los dos países impulsan desde 2003, en el marco de una operación que busca conectar el comercio del Atlántico con el Pacífico y convertir a Perú en puerto hacia el mercado chino y asiático.

El presidente peruano otorgó especial relevancia al tema energético de cara a lograr cerrar con Lula una alianza energética entre Perú y Brasil.

Según García, la alianza energética ayudaría a Perú a "utilizar la inversión y máquinas (brasileñas) para generar en la caída de los ríos, hacia la vertiente amazónica, energía eléctrica que beneficie a Brasil también, pero una parte importante y en tendencia creciente, al Perú".

El canciller José García Belaunde ya había destacado temprano que el plato fuerte de la visita es el tema de la cooperación en energía eléctrica a través de la construcción de plantas hidroeléctricas.

"Hay posibilidad de crear cinco plantas hidroléctricas que puedan producir seis mil megawatts en zonas fronterizas", dijo el jefe de la diplomacia a la radio limeña RPP.

García Belaunde minimizó las críticas de ambientalistas por un probable impacto negativo de esas obras en la Amazonía. Señaló que existe "un exceso de celo" en las críticas y destacó que habrá un estudio ambiental previo.

El tema de la integración fronteriza ocupa parte importante de la visita, ya que una de las principales preocupaciones del gobierno peruano es que la población fronteriza peruana pueda acceder a trabajo y asistencia médica en Brasil, según detalló el canciller.

La cooperación militar no estuvo fuera de agenda: la posible compra peruana de aviones Super Tucano fue abordada por el ministro de Defensa, Rafael Rey, y su par brasileño, Nelson Jobim.

García había dicho el jueves que el tema de defensa lo había dejado en manos del sector y que "la compra de (Super) Tucanos es uno de los temas que debe conversar el ministro de Defensa".

Según el gobierno peruano, las aeronaves serán destinadas a operar en la zona selvática del sudeste del país, donde actúan remanentes de la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso con bandas de narcotraficantes.

La visita de Lula a Perú es la segunda que efectúa desde que Alan García, un socialdemócrata de origen, llegó al poder tras vencer en las elecciones de julio de 2006 al nacionalista Ollanta Humala, candidato apoyado por el venezolano Hugo Chávez.

Lula tiene previsto como última actividad en Lima reunirse precisamente con Humala, según la cancillería brasileña.

Fuente:

http://noticias.latam.msn.com/pe/internacional/articulo_afp.aspx?cp-documentid=22848334

No hay comentarios:

Publicar un comentario