29 nov. 2009

Estados Unidos acusa a China de ciberespionaje

CUANDO LOS GIGANTES SE ESPÍAN

Estados Unidos acusa a China de ciberespionaje

Informan que principal blanco es la industria de defensa de EE.UU.

BEIJING. En 48 horas se desvaneció la promesa de confianza mutua entre Beijing y Washington. Al cierre de la visita oficial del presidente estadounidense, Barack Obama a China, los dos países se comprometieron a “fortalecer la confianza para potenciar la asociación estratégica”.

Dos días después de la partida de Obama, un informe del Congreso estadounidense acusó a Beijing de “haber aumentado considerablemente su espionaje contra Washington”. China rechaza habitualmente este tipo de acusaciones.

El espionaje, que no es nada nuevo en las relaciones chino-estadounidenses, se ha transformado en ciberespionaje. A medida que la tecnología avanza, los ejércitos del mundo tienen que luchar contra los “hackers” y contener los ciberataques en medio de feroces guerras electrónicas.

Según el informe de 367 páginas divulgado en Washington, China es el país que espía de forma más agresiva a Estados Unidos, y su espionaje está aumentando en escala, intensidad y sofisticación.

“China está cambiando su forma de espionaje”, aseguró Carolyn Bartholomew, presidenta de la Comisión de Revisión de Economía y Seguridad entre Estados Unidos y China, en su informe anual del 2009.

La comisión bipartidista de 12 representantes fue creada en el 2000 por el Congreso estadounidense para que analice los efectos del creciente comercio con China, además de otros asuntos que afectan su seguridad.

De acuerdo con el documento, el principal blanco del espionaje chino es la industria de defensa de Estados Unidos. La misión consiste en infiltrarse en las redes para acumular datos y tecnologías sensibles que sirvan al desarrollo y modernización del Ejército Popular de Liberación.

El informe destaca que el espionaje chino ha cambiado sus tácticas a la hora de reclutar espías. En el pasado reclutaba básicamente a chinos que habían adoptado la nacionalidad estadounidense o a estadounidenses de origen chino. Pero ahora intenta captar a ciudadanos de Estados Unidos sin ascendencia china ni asiática. También muestra una mayor disposición a ofrecer incentivos económicos a cambio de información.

Además de su personal de inteligencia, el espionaje chino ha ampliado sus escenarios y actores. Según la comisión, en los casos de espionaje industrial y económico mantiene una red de informantes que trabajan en otros sectores, como investigación, desarrollo, industrial y empresarial. Incluso algunos actúan por su propia iniciativa, constata el documento.

Debido a que cuenta con una red amplia de informantes de distinto nivel, el espionaje chino no selecciona sino acumula material. Posteriormente, sus expertos de inteligencia filtran los contenidos.

Un segundo blanco del espionaje chino son los disidentes que operan en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, revela el documento. La tarea consiste en seguir, observar, hostigar e interrumpir sus actividades.

CIBERATAQUES
La agresividad del espionaje chino se refleja en un fuerte incremento de ciberataques contra los servidores estadounidenses, revela la comisión que incluye las conclusiones del estudio de Northrop Grumman.

El Departamento de Defensa estadounidense estima que, de continuar la tendencia, a fines de este año habrán recibido un total de 87.570 ciberataques. Tan solo en el primer semestre se han registrado 43.785.

Si esto sucede, la cifra del 2009 representará un aumento de 66% con relación al año anterior. En el 2008, la subida fue de 20% con respecto al 2007, que registró 43.880 incidentes.

“Muchas de estas actividades aparentemente tienen su origen en China”, señaló el informe que no especifica si estos ciberataques han sido realizados por el Gobierno Chino, “hackers” locales o en colaboración.

En el otro frente, el Ministerio de Defensa de China denunció que su nuevo sitio web ha sufrido más de 2,3 millones de ciberataques en su primer mes de actividad, pero asegura que ninguno de ellos tuvo éxito.

Según el administrador del sitio oficial, Ji Guilin, “la mayoría de ataques se ha producido durante la primera semana de operaciones, pero aumentó cuando se estaban llevando a cabo eventos relacionados con el ámbito militar del país”.

El sitio, que pertenece al Ejército Popular de Liberación —el mayor del mundo—, fue abierto el 20 de agosto y cuenta con una versión en inglés, en un intento por disipar las críticas sobre su transparencia.

En los primeros tres meses de operación, alcanzó 1.250 millones de visitas. De acuerdo con Ji, el país extranjero que más accesos ha realizado es Estados Unidos, tanto en la versión china como en la de habla inglesa. Sin embargo, no informó cuántos ciberataques se originaron en territorio estadounidense.

CHINA CONTRAATACA
Beijing acusó al informe de la comisión de “hacer caso omiso a los hechos, estar lleno de prejuicios y tener intereses ocultos”, en un breve comunicado colgado en el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores de China. El portavoz Qin Gang se refirió a este documento como “un ataque malintencionado contra China”.

“Recomendamos a esta llamada comisión que no siempre mire a China a través de lentes sesgados y deje de interferir en la política interna de China y de dañar las relaciones chino-estadounidenses”, indicó.

Analistas de ambos frentes también se han pronunciado en la red. “Nadie realmente lee ni le importa ese informe en China”, dijo Tao Wenzhao, experto de la Academia China de Ciencias Sociales, a los medios extranjeros en Beijing.

En tanto, en Estados Unidos, James A. Lewis, un experto en políticas de seguridad informática, admitió que el problema de ciberespionaje no puede ser resuelto sin un compromiso internacional. “No me voy a molestar porque China nos espía, nosotros también espiamos a China. La única cosa que molestaría —confesó— sería que no lo hagamos mejor que ellos”.

SEPA MÁS
A fines de marzo, un estudio aseguró que 1.295 computadoras gubernamentales y privadas de 103 países —incluidas las del Dalai Lama— eran vigiladas por ciberespías que operaban principalmente desde China.

China ha señalado que los ciberataques son realizados por usuarios locales que a veces también intentan infiltrarse en sitios oficiales chinos.

Estados Unidos informó que creará un cibercomando para proteger sus redes informáticas y operar como policías en el ciberespacio.

Fuente:

http://elcomercio.pe/impresa/notas/estados-unidos-acusa-china-ciberespionaje/20091129/375074

No hay comentarios:

Publicar un comentario